« Home | Probando »

Exceso de bilis negra

Por hora y media ya no es 20 de Abril. Pero a mí, clón: hoy es día de Celtas Cortos por excelencia, 15 anivesario desde que Cifuentes decidió escribir esa carta/canción a su novieta de vete a saber cuándo. Así que mientras Morfeo no se ponga farruco, seguiré dale que dale y toma que toma, que a mí nadie me quita mi supercd.
Lo más curioso es observar como una letra para nada optimista consigue poner de buen humor a casi todo el que la tararea: altas cotas de saturación melancolica de tipo A, en la que se huele que todo tiempo pretérito fue mejor, en una nota de intentona recondicialora con el pasado o al menos con quién se nota que formó parte importante de él.
Que el amor es eterno mientras dura lo sabemos todos (aunque la genial frase sea de mi adorado Ismael Serrano) pero no somos conscientes de las pelusa que queda cuando pasado un tiempo prudente desde que has dejado a un ser, vuelves a pensar en él. El Carpe Diem es un engaño literario con el que nos vamos conformando; el pasado nos encadena, el futuro nos tortura y en medio de las dos cosas se nos va escapando el presente, que decía alguien muy importante (y que seguramente lleva bastante tiempo muerto). A Cifu también se le iba escapando el momento entre los dedos mientras iba recordando a los colegas de siempre, plasmándolo en cualquier papel; entonces añoraba a la niña y quizás ahora, añorando la de veces que ha cantado esa canción, comience a cuestionarse el poder volver a crear algo tan provisto de eco. Mientras tanto se le vuelve a escapar que muchos seguimos cantándola emocionados y hemos creado nuestro propio 20 de Abril.
Todos esperamos recibir una carta de este tipo, con la esperanza de que el remitente no siga nuestro ejemplo: guardarla finalmente en un cajón por miedo a la respuesta del destinatario.

Discreparé sólo en una cosa: lo de ponerse de buen humor. La he tarareado. La he buscado y escuchado. Me ha pegado un puño en el estómago, me ha incrustado un polvorón en la garganta y parece que alguien anda cortando cebollas por toda la habitación.

Claro que sería una gilipollez por mi parte intentar echarles las culpas a tal o cual Jesús Cifuentes de turno.

Te leeré... ánimo con el blog. Déjate caer algo en los días fresa también.

Guiños

Me ha gustado mucho

Publicar un comentario
Powered by Blogger

18/98+ Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
& Blogger Templates