20 junio 2006

Cenicienta nunca demandó al Príncipe

Cenicienta, tras un mágico cambio de look cortesía del hada madrina (precursora histórica de los asesores de imagen), acudió al gran baile. Se tuvo que marchar temprano, pues no quería perder el último carruaje que la llevaba de vuelta a casa y tener que volverse andando o en taxi. Pero dejó dos cosas tras de sí: un zapatito de cristal (seguramente unos Manolos, maldita Sexo en Nueva York) y un hombre enamorado muchos recursos y más tiempo libre aún (es un príncipe, no es que trabajar sea una rutina en su vida...). Sólo con ese zapatito tendría que localizarla, quizás hubiera sido más sencillo si le hubiera dejado su número de teléfono, aunque no hizo falta. Pues la encontró y puso el zapatito, fueron felices y comieron perdices como todo el mundo sabe.

Volvemos a nuestro presente y nos encontramos de bruces con esta noticia. Un hombre enamorado (eso dice él) condenado por acosar a una mujer durante varios meses expresándole sus sentimientos. Durante unos ocho meses la persiguió con el relato de su amor (un amor claramente no correspondido). El hombre no cejó en su empeño, con cada rechazo parece que se reforzaban sus intenciones. Se compró incluso una oficina enfrente del banco en el que su amor ejercía de directora para poder ver cuando no había clientes y acercarse a hablar con ella, para observar cuando se tomaba los descansos para tomar el café o para simplemente mirarla en la distancia sumido en profundas ensoñaciones. El pobre diablo puso todos sus esfuerzos, pero tuvo un gran error de base en sus razonamientos: ella dijo NO, ella no quería ser su Cenicienta, no quería formar parte del cuento que él le ofrecía. Quizás no quería un príncipe azul que la persiguiera, o si lo quería, él no era su elegido. Por más que hiciera, por más que intentara, ella no quería. Lo que podría ser interpretado como "romántica insistencia" es más bien un acoso premeditado. Un acoso que incluso obligó a la sufrida directora del banco a pedir el traslado para evitar a su no deseado enamorado. Y es que, hoy en día, la diferencia entre el romanticismo exhacerbado (ese que vemos en las películas y cuentos de hadas) y el acoso es una línea muy muy delgada. Hay que tener más vista que este personaje en cuestión para distinguir la línea.

18 junio 2006

Nosotras decimos sexo cuando queremos decir sexo (I)


Las teorías más apabullantes acerca del género contrario suelen nacer en noches de fluidez alcohólica o en conversaciones de cariz más o menos íntimo con alguna de misma condición que ha pasado por penurias similares a las tuyas (-¿A tÍ también te los pusieron?- ¡Sí!, -¡Oh, Dios, a mí también!, -¡¡No puede ser!!, -¡Sí!¡Te entiendo perfectamente!, - ¡Cómo me alegra encontrar a alguien que me entienda!. – Es que son todos iguales). Éstas últimas son las más certeras porque partiendo de una base real se resuelven con tanta seguridad y aplomo que cuando después se la explicas a cualquier otra amiga tuya coincide con algún caso conocido por ella o incluso guarda relación indirecta con vivencia propias que tenía guardadas en algún rincón de su memoria. Es entonces cuando suelta aquello de “es verdad”. Las teorías femeninas (que no feministas) son ciencia.

Y a ver quién dice lo contrario a la más mala y servidora.

Todo empieza cuando comienzas a fijarte en chicos mayores de 25 años. (quiero creer que ese referente ha sido una constante durante toda mi vida y no un síntoma de acercamiento peligroso al cuarto de siglo). Con motivo de la creación de constante de feromonas y la poca salida que a veces se le dan a las que ya se han acomodado plácidamente en alguna esquinita de mi cuerpo serrano no nos queda más remedio a la más mala y a mí que comentar recientes correrías nocturnas, que de ahora en adelante serán menos espontáneas pero quizás más divertidas cuando se trate de un maromo que supere la edad anteriormente mencionada, ya que con ellos tarde o temprano se nos jode el asunto por cualquiera de los siguientes motivos (apunten):
a)
tienen novia y tu puedes ser, si acaso, su amante. Esto es: después de haber notado que te incrustraba la mirada ahí como una Black&Decker, de haberte hecho un scanner mientras se hacía el interesante, de haber hablado algo con un amiguete mientras te seguía observando y haberte dado un margen de tiempo para que dejases de pensar que parecía gilipollas cuando te observaba bebiendo de una copa en la que sólo quedaban dos cubitos de hielo (estaba vacía y no se ha coscado aún) y para autoconvencerte de que seguramente no le ha dicho a su amiguete al oído que aesamelaventiloyo. Con el alcohol y el humo del bar llegas a verlo mono, comenzáis a hablar sin saber cómo, él es un dulce, te ríes, sí que es mono, cuenta alguna paranoia sin sentido o recurre al típico "llevo un rato mirándote", tú sabes de lo triste de la frase pero sonríes como si nada, haciéndote un poco la loca y de paso la coqueta, que de vez en cuando les pone y es más mono aún. Te invita a una copa, que es más típico aún pero no llega a ser tan cagada como "tu cara me suena". Menos mal que no la ha pronunciado, sí que es mono, sí. Y cuando más a gusto estás, cuando más a caldo lo tienes todo, cuando más claro ves que esta noche no duermes sola, te habla de una novia con la que lleva año y medio (mínimo, también los hay de los que te burradas de 8, 9 y hasta 10 años). A mí siempre me han tocado novias del pueblo, por dar algún dato más (mi novia del pueblo y tal...). Entonces sonríes y sientes que no se haya atragantado con alguno de los dos cubitos de hielo con los que ha hecho el tonto mientras te miraba hace un rato. Sólo buscaba charlar y ronear, porque lleva saliendo con una cateta 10 años y se le olvidó tontear. Del resto está harto y no hace falta que se lo recuerde nadie. Además, eso de la cornamenta no está bonito.

b)bis pero con hijo. Peor aún. Existe la posibilidad de que esta especie de mayor de 25 años sí que quiera tener algo más que una simple conversación. El otro desecha la posibilidad de intimar porque realmente está colado por la cateta pero este subtipo de hombre tiene un serio compromiso con la parienta ; tan serio que come, viste y pide si tiene ya medianamente uso de razón. Busca roneo y algo más, pero si antes no querías destrozarle la vida a una pueblerina, menos a un crío. No voy a ser yo, no.

c)son bisexuales y no lo tienen nada claro. Su uso está muy extendido actualmente. Aquí, a su vez, encontramos dos subtipos: un ex cualquiera al que encuentras a las tantas de la madrugada y con el que comienzas a recordar aventuritas como quien no quiere la cosa, lo bien que os entendíais (y él mucho mejor que tú, por lo que se verá), lo bien que os lo pasasteis en aquel viaje a Praga en el que hicísteis de todo menos ver Praga, etc. El asunto se pone al rojo vivo y esa noche pillas, fijo. Pero de repente él ve en tí algo más que una ex, ve una persona que lo conoce a fondo y a quien puede confesar cualquier cosa. Así que nada, te suelta el rollo de la bisexualidad: se ha dado cuenta de que se enamora de las personas y no del sexo pero que contigo es distinto, que te ha visto al entrar y le ha subido una cosa por la garganta... pero ahora mismo no tiene nada demasiado claro. Sí, anda, no te hubieses atragantado entonces con la cosa de la garganta, piensas tú.
El segundo subtipo es el sector de la población al que ignoras hasta el momento y que sin conocerte de nada y sin tener que rememorar viejas glorias juntos te sueltan la misma historia (por supuesto aquí tiene cabida eso de "cuando te he visto al entrar se me ha puesto una cosa por la garganta..."). Otros que también se pueden atragantar. ¿Tengo cara de psicoanalista?

d)creen q tienen 18 años y hablan y se comportan como tal (Beavis y Buthead). Estos joden, joden mucho. Estamos hablando de mayores de 25 años con una edad mental de menos de 18, o 18 a lo sumo, que siguen llevando camisetas de Nirvana y sueltan una carcajada híbrida resultante de Papa Noel y Barney, el del Bar de Moe. Puedes fijarte en ellos por aquello del instinto maternal y tal, incluso tener cierta simbiosis cuando pinchan El tren de Leño en el antro. Pero toda la magia se esfuma cuando vez que en un descuido se aprieta con sus colegas para hacer un calvo y salir en la fotografía que uno de ellos se dispone a hacer. Con el botellín en la mano y cara de espanto regresas a un rincón del que nunca deberías haber salido.

Seguiremos informando.


16 junio 2006

Ay. Lo de olvidar iba por todos, ¿no?

Leo atónita en Pasión Flamenca lo siguiente:

Obispado no deja que un espectáculo sobre la República se haga en un convento

El vicario general del Obispado de Ciudad Real, Miguel Esparza, confirmó hoy que la institución se ha negado a que se represente en el claustro del Convento de Calatrava el espectáculo de Carmen Linares 'El flamenco en los tiempos de la República' del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro.


'No es el lugar más adecuado, choca con la historia de este espacio', convento donde están enterrados 43 frailes, 'mártires que fueron asesinados por milicianos', dijo Esparza en declaraciones a Efe.

El vicario general dijo que este concierto, previsto para el 2 de julio, 'se ha publicitado por parte del Festival en torno a la II República y esa memoria histórica puede ser ofensiva para nosotros porque al lado del claustro, en la iglesia, están las lápidas de 43 frailes que fueron asesinados por milicianos'.

Para Esparza, 'ha habido una falta de sensibilidad por parte del Festival al programar esta obra aquí'.

El Festival de Almagro, que se inaugura el próximo día 23 de junio, había incluido dicho concierto dentro de la programación que tendrá lugar en el claustro de Calatrava o de los Dominicos, donde también estaba prevista la actuación de la Royal Shakespeare Company con los 'Cuentos de Canterbury', que asimismo ha sido trasladada de escenario.

Fuentes de la organización del festival confirmaron que tanto el espectáculo de Carmen Linares, el 2 de julio, como el de la Royal Shakespeare Company, prevista del 28 de junio al 1 de julio, se representarán ahora en otro escenario, el de la Antigua Universidad de Almagro.

El vicario general explicó que el Obispado sólo expresó su negativa al espectáculo de Carmen Linares, pero no al de la Royal Shakespeare Company, aunque precisó que 'pusimos reparos, pedimos que se nos facilitara más información porque sabemos lo que se narra en esos cuentos y cómo se trata a ciertos monjes, pero la última palabra se la dejamos al festival, y ellos han decidido trasladar esta obra a otro escenario'.

Esparza indicó que, desde hace tres o cuatro años, venía produciéndose 'malestar' en el convento y en el Obispado por algunos espectáculos allí representados 'y así se lo hicimos saber al anterior director'.

Con la llegada de Emilio Hernández a la dirección del Festival de Almagro se ha constituido una comisión entre las dos partes para evitar posibles problemas.

'El año pasado -apuntó Esparza- firmamos un convenio, con renovación anual, para estar al corriente del Festival en lo que nos afecta, y dio buen resultado, pero este año vimos que pasaba el tiempo y no nos facilitaban información de los espectáculos que se iban a representar en el claustro, y después de muchos intentos, se nos mandó una carta el 1 de junio'.

Añadió que, a raíz de tener conocimiento de lo que iba a salir a escena en el claustro, fue cuando el Obispado planteó esos reparos, y que precisamente hoy han recibido una nueva carta en la que les informan del cambio en la programación y del traslado de los dos citados espectáculos.

El vicario explicó que, una vez que finalice el festival, se reunirán representantes del Obispado, las parroquias de Almagro y los Dominicos para decidir su futura relación con la organización de la muestra teatral.


Powered by Blogger

18/98+ Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
& Blogger Templates