« Home | Ay. Lo de olvidar iba por todos, ¿no? » | Sibille » | Beber y beber y beber... » | Vendrá la muerte y tendrá tus ojos » | Viñarock (1º Parte) » | Más cine, por favor » | La realidad ignorada prepara su venganza » | H » | Exceso de bilis negra » | Probando »

Nosotras decimos sexo cuando queremos decir sexo (I)


Las teorías más apabullantes acerca del género contrario suelen nacer en noches de fluidez alcohólica o en conversaciones de cariz más o menos íntimo con alguna de misma condición que ha pasado por penurias similares a las tuyas (-¿A tÍ también te los pusieron?- ¡Sí!, -¡Oh, Dios, a mí también!, -¡¡No puede ser!!, -¡Sí!¡Te entiendo perfectamente!, - ¡Cómo me alegra encontrar a alguien que me entienda!. – Es que son todos iguales). Éstas últimas son las más certeras porque partiendo de una base real se resuelven con tanta seguridad y aplomo que cuando después se la explicas a cualquier otra amiga tuya coincide con algún caso conocido por ella o incluso guarda relación indirecta con vivencia propias que tenía guardadas en algún rincón de su memoria. Es entonces cuando suelta aquello de “es verdad”. Las teorías femeninas (que no feministas) son ciencia.

Y a ver quién dice lo contrario a la más mala y servidora.

Todo empieza cuando comienzas a fijarte en chicos mayores de 25 años. (quiero creer que ese referente ha sido una constante durante toda mi vida y no un síntoma de acercamiento peligroso al cuarto de siglo). Con motivo de la creación de constante de feromonas y la poca salida que a veces se le dan a las que ya se han acomodado plácidamente en alguna esquinita de mi cuerpo serrano no nos queda más remedio a la más mala y a mí que comentar recientes correrías nocturnas, que de ahora en adelante serán menos espontáneas pero quizás más divertidas cuando se trate de un maromo que supere la edad anteriormente mencionada, ya que con ellos tarde o temprano se nos jode el asunto por cualquiera de los siguientes motivos (apunten):
a)
tienen novia y tu puedes ser, si acaso, su amante. Esto es: después de haber notado que te incrustraba la mirada ahí como una Black&Decker, de haberte hecho un scanner mientras se hacía el interesante, de haber hablado algo con un amiguete mientras te seguía observando y haberte dado un margen de tiempo para que dejases de pensar que parecía gilipollas cuando te observaba bebiendo de una copa en la que sólo quedaban dos cubitos de hielo (estaba vacía y no se ha coscado aún) y para autoconvencerte de que seguramente no le ha dicho a su amiguete al oído que aesamelaventiloyo. Con el alcohol y el humo del bar llegas a verlo mono, comenzáis a hablar sin saber cómo, él es un dulce, te ríes, sí que es mono, cuenta alguna paranoia sin sentido o recurre al típico "llevo un rato mirándote", tú sabes de lo triste de la frase pero sonríes como si nada, haciéndote un poco la loca y de paso la coqueta, que de vez en cuando les pone y es más mono aún. Te invita a una copa, que es más típico aún pero no llega a ser tan cagada como "tu cara me suena". Menos mal que no la ha pronunciado, sí que es mono, sí. Y cuando más a gusto estás, cuando más a caldo lo tienes todo, cuando más claro ves que esta noche no duermes sola, te habla de una novia con la que lleva año y medio (mínimo, también los hay de los que te burradas de 8, 9 y hasta 10 años). A mí siempre me han tocado novias del pueblo, por dar algún dato más (mi novia del pueblo y tal...). Entonces sonríes y sientes que no se haya atragantado con alguno de los dos cubitos de hielo con los que ha hecho el tonto mientras te miraba hace un rato. Sólo buscaba charlar y ronear, porque lleva saliendo con una cateta 10 años y se le olvidó tontear. Del resto está harto y no hace falta que se lo recuerde nadie. Además, eso de la cornamenta no está bonito.

b)bis pero con hijo. Peor aún. Existe la posibilidad de que esta especie de mayor de 25 años sí que quiera tener algo más que una simple conversación. El otro desecha la posibilidad de intimar porque realmente está colado por la cateta pero este subtipo de hombre tiene un serio compromiso con la parienta ; tan serio que come, viste y pide si tiene ya medianamente uso de razón. Busca roneo y algo más, pero si antes no querías destrozarle la vida a una pueblerina, menos a un crío. No voy a ser yo, no.

c)son bisexuales y no lo tienen nada claro. Su uso está muy extendido actualmente. Aquí, a su vez, encontramos dos subtipos: un ex cualquiera al que encuentras a las tantas de la madrugada y con el que comienzas a recordar aventuritas como quien no quiere la cosa, lo bien que os entendíais (y él mucho mejor que tú, por lo que se verá), lo bien que os lo pasasteis en aquel viaje a Praga en el que hicísteis de todo menos ver Praga, etc. El asunto se pone al rojo vivo y esa noche pillas, fijo. Pero de repente él ve en tí algo más que una ex, ve una persona que lo conoce a fondo y a quien puede confesar cualquier cosa. Así que nada, te suelta el rollo de la bisexualidad: se ha dado cuenta de que se enamora de las personas y no del sexo pero que contigo es distinto, que te ha visto al entrar y le ha subido una cosa por la garganta... pero ahora mismo no tiene nada demasiado claro. Sí, anda, no te hubieses atragantado entonces con la cosa de la garganta, piensas tú.
El segundo subtipo es el sector de la población al que ignoras hasta el momento y que sin conocerte de nada y sin tener que rememorar viejas glorias juntos te sueltan la misma historia (por supuesto aquí tiene cabida eso de "cuando te he visto al entrar se me ha puesto una cosa por la garganta..."). Otros que también se pueden atragantar. ¿Tengo cara de psicoanalista?

d)creen q tienen 18 años y hablan y se comportan como tal (Beavis y Buthead). Estos joden, joden mucho. Estamos hablando de mayores de 25 años con una edad mental de menos de 18, o 18 a lo sumo, que siguen llevando camisetas de Nirvana y sueltan una carcajada híbrida resultante de Papa Noel y Barney, el del Bar de Moe. Puedes fijarte en ellos por aquello del instinto maternal y tal, incluso tener cierta simbiosis cuando pinchan El tren de Leño en el antro. Pero toda la magia se esfuma cuando vez que en un descuido se aprieta con sus colegas para hacer un calvo y salir en la fotografía que uno de ellos se dispone a hacer. Con el botellín en la mano y cara de espanto regresas a un rincón del que nunca deberías haber salido.

Seguiremos informando.


jjajijaiajaijaija que no puedo jajajiaajaijjaja¡NO SE PUEDE DECIR MEJOR!

niquelao, te ha quedado niquelao!

¿Servirá de terapia?

muy bien.
voy a recomendar este post.

Supongo que los menores de 25 ya...

...somos de lo perocito, no?



jeje, está divertido.

Lo que tú me das es... verdadero miedo. Seguiré relacionándome con las chicas de mi parroquia, donde todo está controlado. El gato loco presume de lógica porque envidia tanto la inocencia de Alicia que disfruta siendo un aguafiestas.

¿Qué me vas a contar de gatos si he sido uno toda la vida? Más aún que los de Carabanchel. Su teoría general de lo que ocurre en ese mundo es falsa. Es un fingidor: tú estás loca. Su pretendida prueba es una falacia. El conocimiento como bien social debe prestar servicio y ayuda al otro. Declarar la indiferencia por el sentido del acto es una especie de corrupción sobre un inocente ilusionado e interesado en saber y comprender. Sin embargo es claramente fascinante. Su transgresión sobre la exclusividad convencional de los estados: sueño/vigilia, vida/muerte, cordura/locura, lo convierte en una ironía inquietante, demoledora, genial.

(Pasaba por aquí y pensé en...)

Como miembro del sector de población afectado (el masculino) y en nombre de mis congéneres, afirmo que se te olvidan por lo menos dos categorías:

- El aburguesado al que sacan de juerga sus colegas a collejas (curra muchas horas pero gana una pasta; invita a copas pero parece siempre fuera de sitio y está deseando tener una excusa femenina para largarse de los bares),

- El menor de 25 que parece que tiene más y, salvo pregunta directa, se calla como una zorra.


Me gusta tu manera de escribir. Además, sólo por leer a alguien capaz de poner tildes en Internet ya habría que volver. ^^ See you.

Publicar un comentario
Powered by Blogger

18/98+ Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
& Blogger Templates